CAMINO DE ODIADAS METAS





Todo parece acabado, 
quizá mañana empieza.
Enroscándose dentro,
escurriéndose fuera,
tallado ser trasnochado
sin escalar la idea,
ceñido al  hueco oscuro,
ya empieza, un nuevo paso,
ya empieza, cada día empieza,
no hay forma de apartar la sensación,
de mi pequeño mundo pende
un mundo que termina
pero nunca empieza.