DUDA VIVA




Duda viva,
 armonía o ruido incesante,
 canción o quejido,
calles furtivas.
Tan grande, todo,
tú tan pequeño, responsable,
causante, alquimista, es tu vida.
Un océano en el niño
que reconoce sus mentiras,
una pizca en el hombre
que siente ser más que un hombre
e idolatra al dios de sus mentiras.
Duda viva,
no renuncies del todo a ti,
hay algo después de ti.
Alcanza la mano de tu padre,
siente el perfume de tu abuela,
sueña a tus hijos,
hay muchas más calles que estas
que pateas entre dudas
eternas,  pasajeras,
y todas están llenas de colores
nuevos  para ti.
No te conviertas en la negación
hacia la que siempre te enfrentaste,
prefiere ser duda viva
y morir, un día cualquiera, entre interrogantes.